Declaración de la INEE sobre las crisis actuales

Publicado
árabe
Inglés
francés
portugués
español

Con el corazón encogido, las y los miembros de la INEE nos informan cada día de sucesos trágicos que amenazan vidas, medios de subsistencia y el derecho fundamental a la educación. Más que nunca, nos solidarizamos con aquellos y aquellas cuyos derechos se ven amenazados y negados. Hacemos un llamamiento a los gobiernos y a la comunidad internacional en general para que respeten el derecho a la educación de todas las niñas, niños, mujeres y hombres, y para que proporcionen acceso a una educación de calidad a las poblaciones afectadas por los conflictos y las crisis. La red de la INEE, con sus más de 18.000 miembros en 190 países, seguirá defendiendo y respondiendo a las interrupciones de la educación, y apoyará activamente a quienes trabajan para que este derecho se garantice de forma continua a todos y todas.

Las emergencias que se están produciendo en Afganistán, Haití, Líbano, Myanmar, Etiopía, y Madagascar, así como en numerosos países gravemente afectados por el cambio climático, la actual pandemia mundial, junto con los conflictos y la violencia, son un duro recordatorio de las amenazas que se ciernen sobre la educación en todo el mundo. En este momento es fundamental volver a insistir en la importancia de la educación durante las crisis y en el trabajo que realizan las y los miembros de la INEE en todo el mundo.

Incluso antes de que la pandemia mundial se produjera, más de 127 millones de niños, niñas y jóvenes de países afectados por conflictos y crisis no tenían acceso a la educación. La permanencia de la pandemia y las crecientes crisis actuales están exacerbando esta cifra inaceptable. Si no se presta más atención y se sigue apoyando la educación en situaciones de emergencia, la comunidad mundial se enfrentará a una crisis sin precedentes. La educación para todos y todas debe continuar. La educación debe ser accesible para todos y todas. La educación debe caracterizarse por su calidad, seguridad y relevancia. La educación debe ser priorizada y protegida como una cuestión de urgencia mundial. En particular, debe defenderse el derecho a la educación de las mujeres y las niñas, así como el derecho a vivir sin violencia de género ni discriminación.

Como hemos hecho durante los últimos 20 años, la INEE apoya y asiste a sus miembros y a todos los actores y partes interesadas en la educación (incluido el personal de educación de los gobiernos y los Ministerios de Educación). Ofrecemos muchas vías para que los miembros participen y se comprometan entre sí y con la labor de impartir educación en situaciones de emergencia. También ofrecemos una variedad de oportunidades de aprendizaje y formación, el apoyo técnico de la Mesa de Ayuda y cientos de recursos en muchos idiomas que están disponibles para todo el mundo de forma gratuita en el sitio web de la INEE. Algunas de nuestras herramientas más utilizadas son:

La INEE existe por y para sus miembros Estamos en esto juntos. Nuestro apoyo mutuo, nuestro trabajo con los demás y nuestra voz colectiva marcan y seguirán marcando una diferencia positiva, ahora más que nunca.

En solidaridad,

Dean Brooks
Director de la INEE, en nombre de la Secretaría de la INEE y del Grupo Directivo de la INEE