Dominio
Cuarto ámbito: Maestros y otro personal educativo

Las normas de este ámbito abarcan la administración y la gestión de los recursos humanos en el ámbito de la educación, desde la contratación y selección hasta las condiciones de servicio, la supervisión y el apoyo.

Related Resources

Acciones clave y orientaciones para:

Se contrata un número suficiente de maestros y otro personal educativo debidamente calificados a través de un proceso participativo y transparente, basado en criterios de selección que tienen en cuenta la diversidad y la equidad.

Acciones clave

Se elaboran descripciones y directrices claras, apropiadas y no discriminatorias de los puestos de trabajo antes del proceso de contratación.

Vea las notas de orientación:

Un comité de selección representativo selecciona los maestros y otro personal educativo de acuerdo con criterios transparentes y con una evaluación de sus competencias, teniendo en cuenta consideraciones de género, diversidad y aceptación por parte de la comunidad.

Vea las notas de orientación:

El número de maestros y otro personal educativo contratado y desplegado es suficiente para evitar clases demasiado numerosas.

Vea las notas de orientación:

Notas de orientación
1
Descripciones de los puestos de trabajo

Estas descripciones no discriminan por motivos de género, origen étnico, religión, discapacidad ni otros aspectos que hacen a la diversidad. Incluyen al menos lo siguiente:

  • funciones y responsabilidades, 
  • una estructura jerárquica clara,
  • un código de conducta.
Regresar al inicio
2
Experiencia y requisitos

Es importante contratar maestros calificados, con credenciales reconocidas. Los maestros deben estar preparados para ofrecer apoyo psicosocial a los educandos y enseñar a alumnos con discapacidades. Si los maestros diplomados perdieron sus diplomas u otros documentos debido a la situación de emergencia, deberá valorarse su capacidad docente. Cuando no haya suficientes maestros calificados, se podrá considerar la contratación de personas con poca o ninguna experiencia docente. En este caso, se deberá capacitar a estas personas, tras evaluar su nivel educativo y experiencia docente.

Siempre que sea posible, se deberán contratar maestros que hablen Cuarto ámbito: Maestros y demás personal educativo 102 el idioma materno de los educandos. De ser necesario y pertinente, se recomienda ofrecer cursos intensivos en el idioma o los idiomas nacionales o del país anfitrión.

En algunas situaciones, quizás sea necesario trabajar activamente para lograr el equilibrio de género en la contratación de los maestros y otro personal educativo. Esto puede suponer el ajuste de los criterios de contratación en colaboración con el comité de selección. La edad mínima de los maestros y otros trabajadores de la educación debe ser 18 años, como lo establecen los instrumentos, leyes y reglamentos internacionales en materia laboral y de derechos humanos. Ocasionalmente, puede ser necesario contratar a personas más jóvenes para que trabajen como facilitadores, maestros auxiliares o instructores particulares.

Regresar al inicio
3
Criterios para seleccionar los maestros

Estos criterios pueden incluir los siguientes: 

Atributos y requisitos profesionales:

  • nivel de estudios;
  • experiencia docente, incluso con niños discapacitados;
  • sensibilidad hacia las necesidades psicosociales de los niños, niñas y jóvenes;
  • experiencia y conocimientos comerciales o técnicos;
  • competencia lingüística pertinente, lo que puede incluir conocimiento del lenguaje de señas local y el sistema Braille.

Requisitos personales:

  • edad y género (para tener en cuenta el equilibrio de género);
  • tolerance;
  • origen étnico y religioso;
  • diversidad que refleje la de la comunidad. Es importante tener en cuenta las tensiones sociales latentes y las desigualdades que se han perpetuado durante mucho tiempo, pues pueden afectar el proceso de contratación.

Otros requisitos:

Los maestros y otro personal educativo deben interactuar con la comunidad y ser aceptados por ésta. En lo posible, deben provenir de la comunidad afectada, por estar más familiarizados con los problemas sociales, económicos y políticos del ámbito local. En caso de aceptar 103 Normas mínimas para la educación: Preparación, respuesta, recuperación maestros y otros trabajadores de la enseñanza que no pertenezcan a la comunidad, quizás sea necesario considerar una compensación adicional, como ofrecerles transporte y alojamiento. Si se instala un sitio para refugiados o personas internamente desplazadas, puede resultar útil para fomentar las buenas relaciones contratar maestros y otro personal educativo de la comunidad de acogida.

Regresar al inicio
4
Referencias

Siempre que sea posible, las referencias de todos los maestros y otros trabajadores de la enseñanza contratados deben comprobarse para asegurarse de no poner en riesgo a los educandos.

Regresar al inicio
5
Siempre que sea posible, las referencias de todos los maestros y otros trabajadores de la enseñanza contratados deben comprobarse para asegurarse de no poner en riesgo a los educandos.

Es importante que se definan en el ámbito local límites realistas del tamaño de las clases, que permitan incluir a todos los niños, niñas y jóvenes, incluidos los que presentan discapacidades. Se debe contratar un número suficiente de maestros para asegurar una relación maestros-estudiantes apropiada. Los interesados deben tener en cuenta las normas nacionales y locales pertinentes sobre la relación maestros-estudiantes y la instrucción. En algunos casos, las organizaciones de ayuda humanitaria y desarrollo pueden tener sus propias normas con respecto a la relación maestros-estudiantes. En algunos casos, se ha recomendado una relación de un maestro cada 40 niños. Sin embargo, se recomienda a los interesados que analicen y determinen cuál es la relación más apropiada y realista para el contexto local.

Regresar al inicio

Los maestros y otro personal educativo tienen condiciones de trabajo claramente definidas y reciben una remuneración adecuada por sus servicios

Acciones clave

Los sistemas de remuneración y las condiciones de trabajo se coordinan entre todos los interesados clave

Vea las notas de orientación:

La remuneración y las condiciones de trabajo se especifican en contratos de trabajo y la remuneración se paga con regularidad.

Vea las notas de orientación:

Se permite a los maestros y otro personal educativo organizarse para negociar las condiciones de servicio.

Existe y se respeta adecuadamente un código de conducta, que incluye directrices claras de implementación.

Vea las notas de orientación:

Notas de orientación
1
Condiciones de trabajo

Los contratos deben contener las descripciones de los puestos de trabajo, las descripciones de las condiciones laborales y los códigos de conducta pertinentes. Esto contribuye a profesionalizar el papel de los maestros en el ambiente de aprendizaje y la comunidad. Se establecen los servicios que se esperan de los maestros a cambio de las remuneraciones que ofrecen las comunidades, las autoridades educativas y otro interesados y se define el marco del comportamiento apropiado que se espera de los maestros.

El contrato debe especificar:

  • tareas y responsabilidades de los puestos de trabajo;
  • remuneración;
  • requisitos de asistencia;
  • horas y días de trabajo;
  • duración del contrato;
  • código de conducta;
  • mecanismos de apoyo, supervisión y solución de controversias.
Regresar al inicio
2
Remuneración

Se ofrece remuneración adecuada y suficiente para que los maestros y otro personal educativo se concentren en sus labores profesionales sin tener que buscar fuentes adicionales de ingresos para satisfacer sus necesidades básicas. En los casos necesarios, debe restablecerse o desarrollarse lo antes posible un sistema de pago apropiado para los maestros y otros trabajadores de la enseñanza. El sistema de pago debe respetar el hecho de que las autoridades educativas son las principales responsables de garantizar las remuneraciones. La coordinación entre los interesados pertinentes, incluidas las autoridades educativas, los sindicatos, los miembros, comités y asociaciones de la comunidad, los organismos del sistema de las Naciones Unidas y las ONG, permite sentar las bases para definir políticas y prácticas de remuneración sostenibles, además de ayuda en la transición de la etapa de recuperación a la de desarrollo.

La remuneración puede ser monetaria o no monetaria. El sistema debe ser equitativo y sostenible. Una vez implementadas, las políticas de remuneración sientan un precedente que los maestros y demás personal educativo esperarán que se mantenga. En las situaciones de personas desplazadas, los maestros y otros trabajadores de la enseñanza quizás prefieran trasladarse a las zonas donde los salarios son mejores, incluso si esto significa cruzar fronteras. Es importante tener en cuenta las siguientes fuerzas del mercado:

  • el costo de la vida;
  • la demanda de maestros y otros profesionales;
  • los salarios en profesiones con requisitos similares, como el sector de la salud;
  • la disponibilidad de maestros y otros trabajadores de la enseñanza calificados.

La remuneración depende del cumplimiento de las condiciones de servicio y el código de conducta. Deben evitarse los conflictos de intereses, incluidas las situaciones en las que los maestros cobran en forma privada a los estudiantes para darles clases y orientarlos.

Regresar al inicio
3
Código de conducta

Este código establece normas claras de comportamiento para los maestros y demás personal educativo. Estas normas se aplican en el ambiente de aprendizaje y durante los eventos y actividades educativos. El código de conducta especifica consecuencias obligatorias para las personas que no lo respetan. Incluye el compromiso de los maestros y demás personal educativo de:

  • respetar, proteger y dentro de sus posibilidades, satisfacer el derecho a la educación de los educandos;
  • mantener normas estrictas de conducta y comportamiento ético;
  • eliminar activamente los obstáculos a la educación para garantizar un ambiente no discriminatorio, abierto a todos los educandos;
  • mantener un entorno protector, saludable e inclusivo, libre de acoso sexual o de otro tipo, libre de explotación laboral o sexual de los alumnos, como también de intimidación, abuso, violencia y discriminación;
  • no enseñar o fomentar los conocimientos o actividades que vayan en contra de los derechos humanos y los principios de no discriminación;
  • asistir asidua y puntualmente a trabajar.
Regresar al inicio

Los mecanismos de apoyo y supervisión de los maestros y otro personal educativo funcionan con eficacia.

Acciones clave

Hay espacio y materiales didácticos adecuados a disposición.

Vea las notas de orientación:

Los maestros y otro personal educativo participan en actividades de desarrollo profesional que contribuyen a su motivación y apoyo.

Vea las notas de orientación:

Un mecanismo de supervisión transparente y responsable se encarga de efectuar análisis y monitoreos y apoyar a los maestros y otro personal educativo.

Vea las notas de orientación:

Se llevan a cabo, documentan y discuten periódicamente análisis del desempeño de los maestros y otro personal educativo.

Vea las notas de orientación:

Los estudiantes tienen oportunidad de dar su opinión con regularidad sobre el desempeño de los maestros y otro personal educativo.

Vea las notas de orientación:

Los maestros y otro personal educativo tienen a disposición apoyo psicosocial apropiado, accesible y práctico.

Vea las notas de orientación:

Notas de orientación
1
Materiales y espacio de enseñanza y aprendizaje

Deben ser adecuados, para que los maestros y demás personal educativo puedan enseñar y trabajar con eficacia.

Regresar al inicio
2
Mecanismos de apoyo y supervisión

La gestión, la supervisión y la rendición de cuentas efectivas son de vital importancia para ofrecer apoyo profesional y mantener la motivación de los maestros y la calidad de la enseñanza. En lo posible, los sistemas deben desarrollarse en coordinación con las autoridades educativas pertinentes y con la participación de los sindicatos, los miembros, comités y asociaciones de la comunidad, los organismos del sistema de Naciones Unidas y las ONG. La orientación y el apoyo de los colegas pueden motivar a los maestros y demás personal educativo, pues los ayudan a fijar metas y reconocer las medidas que deben tomar para mejorar su desempeño. 

Regresar al inicio
3
Desarrollo de capacidades, capacitación y desarrollo profesional

Es importante consultar a los maestros y demás personal educativo sobre su motivación, incentivos, necesidades y prioridades para desarrollar su capacidad. Esto contribuye a reconocer necesidades y oportunidades de desarrollo profesionales antes y después de entrar en funciones. Deben ofrecerse oportunidades de desarrollo de capacidades, capacitación y desarrollo profesional de forma no discriminatoria. 

Regresar al inicio
4
Análisis del desempeño

Los análisis del desempeño bien realizados fomentan el buen desempeño. El análisis de la eficiencia y la eficacia de los maestros y otro personal educativo incluye conversar con cada persona para detectar problemas y acordar actividades de monitoreo.

Un proceso de análisis del desempeño puede incluir:

  • elaborar criterios que respalden las observaciones y evaluaciones en el aula;
  • ofrecer comentarios;
  • fijar metas y objetivos para medir el crecimiento y el progreso.

(Ver también la nota de orientación 5 más abajo y la nota de orientación 3 de la norma 2 en materia de maestros y otro personal educativo).

Regresar al inicio
5
Participación de los educandos

Es importante incluir a los educandos en el proceso de análisis y evaluación. Esto contribuye a comprender todos los aspectos del ambiente de aprendizaje y garantizar la calidad. Los educandos pueden ofrecer comentarios y sugerencias periódicamente a las partes neutrales como parte del proceso de análisis del desempeño. Los temas pueden incluir el desempeño docente, el comportamiento, inquietudes sobre el ambiente de aprendizaje y cuestiones relativas a la protección.

Regresar al inicio
6
Apoyo psicosocial y bienestar

Incluso los maestros y otros trabajadores de la enseñanza capacitados y experimentados pueden sentirse abrumados por las crisis. Deben enfrentar nuevos desafíos y responsabilidades y pueden sentir angustia. Su habilidad de afrontar la situación y atender a los educandos depende de su propio bienestar y el apoyo con el que cuenten

Regresar al inicio
Recursos relacionados